Ramón Alcívar, de Ambuquí, Ecuador, con los frutos de su trabajo. Una mejora en la producción de mango gracias a los cultivos de cobertura. Foto: Macrena.

Las coberturas lo hacen todo

Guía de Requerimientos

Existen ciertos requerimientos que las especies deben satisfacer para ser útiles como cultivos de cobertura. Entre algunas consideraciones, deben:

– Poder desarrollarse como cosecha secundaria entre las cosechas principales, sin competir con éstas.
– Crecer satisfactoriamente en suelos pobres o difíciles.
– Producir un gran volumen de masa verde (hojas, tallos).
– Consumir la mínima cantidad de agua posible.
– Tener un ciclo de crecimiento rápido.
– Poseer un sistema radicular (raíces) extenso y penetrante con el cual explore la mayor extensión de suelo posible, sobre todo a profundidad.
– Ser fáciles de erradicar, para asegurar que no se conviertan en malas hierbas.

Agroecólogo sumergido en un cultivo de frutales con cobertura leguminosa. Foto: Macrena.

Agroecólogo sumergido en un cultivo de frutales con cobertura leguminosa. Foto: Macrena.

Las consideraciones mencionadas se refieren a las características de las especies vegetales en si mismas. Agronómicamente, se deben además considerar ciertos factores en relación al contexto agroecológico, entre ellos:

– Su uso debe ser fácil de adaptar a los sistemas de producción utilizados por el agricultor.
– Deben tener bajo costo de implantación y crecimiento.
– Deben presentar resistencia a plagas y enfermedades.
– Su crecimiento debe ser rápido bajo las condiciones locales de clima y suelo.
– Su producción de semillas debe ser fácil y abundante.
– Deben producir un efecto residual favorable, aumentando el rendimiento de los cultivos de renta o subsistencia sembrados posteriormente. Es decir, que la fertilidad producida se quede en el suelo.
– Deben generar mayor rentabilidad en relación al sistema anterior o al convencional.
– No deben competir en terreno, mano de obra y tiempo con los cultivos comerciales o de subsistencia.

Abonos verdes y cultivos de cobertura promisorios

En la sierra norte de Ecuador hemos venido aplicando prácticas de uso de cultivos de cobertura y abonos verdes en diferentes zonas ecológicas para comprobar los beneficios en el suelo y el efecto en los principales cultivos de las zonas. Hasta la fecha, los cultivos mas usados en cada una de las zonas han sido las siguientes:

Zona de valle (caliente)

Mucuna (Stizolobium sp.)
Canavalia (Canavalia ensiformis)
Sarandaja, dolicos (Lab lab purpureus)
Guandul (Cajanus cajan)
Fréjol común (Phaseolus vulgaris)
Maní forrajero (Arachis pintoi)
Fréjol torta, haba de la costa (Phaseolus lunnatus)

Zona de ladera y altiplano

Fréjol chinapopo, ayocote (Phaseolus coccineus)
Fréjol torta (Phaseolus lunnatus)
Chocho (Lupinus mutabilis)
Chocho silvestre (Lupinus spp.)
Haba (Vicia faba)
Arveja (Pisum sativum L.)
Vicia (Vicia sativa L.)
Avena (Avena sativa)
Alfalfa (Medicago sativa)
Fréjol común (Phaseolus vulgaris)

(continúa el artículo en la próxima página)

Comparte este artículo