En-verde

El Guandul

Por Cynthia Osorio y Denis Guasco, Colombia.
Cynthia y Denis nos comparten los secretos del cultivo y los beneficios de este tesoro de los trópicos, en base a su propia experiencia.

Datos de la especie
Nombre botánico: Cajanus cajan, Familia FABACEAE
Otros nombres: Guandú, fríjol caballero, fríjol arveja, chícharo, fríjol de palo, pus-pupo, cachito, quinchoncho o Juan Duro
Origen: Sur y Sudeste de Asia


“A comer pastel, a comer lechón,
arroz con guandú y a beber ron”.

La Fiesta de Pilito. El Gran Combo de Puerto Rico.

Desde niña conocí esta famosa canción de salsa y creciendo la repetí infinidad de veces sin tener ni idea de que sería eso del guandú o guandul. Hace apenas unos años vine a enterarme que ese plato que el Gran Combo alaba entre las delicias de la comida caribeña, se hace con un frijolito redondo y pequeño, como una alverja, que se come en las costas tropicales de América. Aunque ya no lo promueven y mucha gente ignora su existencia en mi país, Colombia, a pesar de la mencionada publicidad musical y de ser muy consumido en otras partes del mundo. Desde entonces (2009) y viendo lo que ha pasado en unos pocos años con las semillas ancestrales, para mí el guandul se ha convertido en un símbolo de la lucha en Colombia por las semillas nativas y criollas y de aquellos alimentos que la agroindustria ha condenado al olvido. Pues a pesar de lo chiquitas y poco glamorosas que puedan parecer estas pepitas, se resisten con terquedad y paciencia a dejarse olvidar…y lo van logrando. Desde esos años en que lo conocí, en los que casi nadie lo mencionaba, hasta hoy en día, su popularidad ha ido creciendo gracias a sus méritos nutricionales, agroecológicos y culinarios. Es una planta que resiste, que se queda, a la que se le acaba cogiendo cariño y agradeciendo por estar allí y dar su alimento todo el tiempo.

HISTORIA
El guandul es originario del sur y sudeste asiático, donde se cultiva desde hace unos 3.500 años. Actualmente es una de las especies de leguminosas comestibles más sembradas en el mundo, especialmente en las zonas tropicales de Asia, África y América.
Fue traído a este hemisferio por Cristóbal Colón, quien ordenó su siembra en la Isla Española[1]. Pero cuentan otras historias no “certificadas”, hermosas por lo que representan, que lo trajeron también los esclavos y esclavas del África, ocultos entre su pelo rizado, pues sabían que si tenían el guandul no morirían. Soñaban seguramente con su libertad para poder recomenzar en donde les tocara. Y les tocó en América. Y el guandul se quedó con ellos y ahora vuelve a nosotros. Guandul, sueño de libertad y ahora símbolo de soberanía alimentaria.

VARIEDADES
Existen diversos tipos de guandul y distintas formas de clasificarlos. Uno de los criterios es la sensibilidad a los períodos de luz (fotoperiodo). Aquellos que florecen todo el año se dicen insensibles al fotoperiodo y las que solo florecen en épocas específicas son sensibles. Otra clasificación se da en función de su tiempo de vida: los hay anuales y perennes. Por la duración de su ciclo vegetativo se pueden clasificar en tres grupos[2]:
Variedades de ciclo corto: estas son variedades insensibles al fotoperiodo, su ciclo es de 140-160 días, pueden producir durante todo el año. Pueden ser de hábito de crecimiento determinado, es decir dejan de crecer cuando asoma la flor en el tallo principal; o indeterminado, cuando el desarrollo de la planta continúa aún después de la floración.
Variedades de ciclo intermedio: tienen hábito de crecimiento indeterminado y florecen al final de octubre e inicios de noviembre.
Variedades de ciclo tardío: de hábito indeterminado y florecimiento de enero a febrero.
En todo caso, existen muchos tipos intermedios. Desde los años 60 se comenzaron programas de selección en los países productores y a pesar de que es un cultivo que se practica desde hace siglos, se incrementaron también los estudios agronómicos para demostrar cuáles variedades se adaptan mejor a determinados suelos o climas, para tener mayores rendimientos comerciales. También se comienza a hablar de la necesidad de tener semilla certificada, justamente con el argumento de que se debe vender una semilla que garantice una variedad, pues la selección de la variedad depende de: dónde sembrar, cuándo sembrar (fecha de siembra), cuáles prácticas de manejo, cuántas labores de manejo, cuándo y cuántas cosechas, cuál es el costo de producción y cuáles serán los beneficios. A este respecto la experiencia con el guandul en nuestra finca, de la que hablaremos más adelante, no dependió de tantas variables, dado que nuestro interés se da en un marco de agroecología de auto sustento y no en función de rendimientos comerciales. Consideramos que será la experiencia de cada agricultor la que le dirá que variedad es la más adecuada para su finca, en función de sus propios criterios -no limitados al comercial-. Eso sí, creemos que lo mejor para cualquier agricultor es producir su propia semilla o en caso de necesidad, conseguirla con conocidos cuya mejor certificación sea la confianza.

DESCRIPCION
Es un arbusto que mide de 2 a 5 metros de altura, dependiendo de la variedad y de las condiciones de crecimiento. Tiene hojas compuestas, formadas por tres hojitas (trifoliadas), vellosas y alternas. Las flores se presentan en racimos, de color amarillo con manchas rojizas o de combinaciones amarillo y morado. La planta puede florecer y producir semilla al mismo tiempo. Una mata de gandul puede formar hasta cinco mil flores en un mes. El sistema radicular está compuesto de una raíz pivotante y de raíces laterales que pueden llegar a los 3 metros de profundidad. Las raíces presentan nódulos de Rhizobium, colonias bacteriales que tienen la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico; su tamaño varía de 0.2 a 2 centímetros y su forma puede ser esférica, oval o parecida a una rama. Esta simbiosis entrega nitrógeno util no solo a la planta madre, sino a todas las aledañas. Las vainas pueden tener de cuatro a ocho centímetros y contienen de dos a nueve granos, de color verde en los primeros estadios y de colores variados en la maduración; miden de 6 a 9 milímetros de diámetro. Dependiendo de la variedad, 100 semillas pesan entre 4 y 25 gramos y su duración germinativa promedio es de 2 a 3 años. Aunque todos estos datos son muy variables dependiendo de otras condiciones externas y de la hibridació natural que ocurra al cruzarse variedades de guandul.

(continúa el artículo en la próxima página)

Comparte este artículo